OKUPAS DEL PASEO MORELLA

 

 

 

 

 

 

Los vecinos del Paseo Morella están muy preocupados. Hace mucho tiempo que denuncian los daños y amenazas de okupas. Manifiestan la inacción policial y están desesperados. La policía poco puede hacer porque están cogidos de brazos y piernas ante el gran “sudismo” y pasotismo de Amparo Marco.

 

Mientras, en Inglaterra e Italia han sabido hacer frente a este problema. Han logrado legislar para poder desalojar a este tipo de inquilinos ilegales en menos de 24 horas, con multas que pueden llegar hasta los 15.000 euros, e incluso este tipo de práctica puede conllevar penas de prisión de hasta 2 años. ¡Igualito que en España!

 

La cuestión es que en Castellón ciudad, la alcaldesa está dejando barra libre a todo aquel que se declare «okupa de buena fe», que simplemente son aquellos que practican la religión tan ociosa de reventar puertas ajenas. Los okupas del Paseo Morella en Castellón, como los del resto de España, deberían ser expulsados por parte de la Policía Nacional, incluso con el mismo modus operandi (si procede) que esta gente utiliza, el de la patada. Pero seamos realistas, con el equipo de gobierno de Castellón, son y serán tratados como marqueses. Por este motivo, ante la desesperación de vecinos y propietarios que ven sus propiedades arrebatadas por la fuerza, han decidido valorar la recuperación de sus propiedades mediante empresas de desocupación. No es cuestión de que impere la ley de farwest, simplemente de sentido común, legislar y no poner las cosas tan fáciles para que este tipo de ilegalidad prolifere como una plaga más en las ciudades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta