GOBERNANDO EN UNA BURBUJA DE OCULTACIÓN.

Erase una vez una prodiga política, la Señora Amparo Marco, que después de vender como es habitual en campaña electoral el humo de sus propuestas, tiene un golpe de suerte y recibe el encargo democrático, que no divino, de dirigir la gestión municipal de los vecinos de la capital de la Plana.
Ya en su saludo, refería que tanto ella como su elenco de concejales tenían como principal objetivo trabajar por y para el bienestar de todos los ciudadanos, en especial los mas vulnerables, poniéndose desde ese instante a su entera disposición, ¿A que suena a venta de humo ideológico?, desde luego que así es, toda vez que la pared encalada y maquillada es lo que mas vende, pero se deteriora muy rápido y se deja en el olvido y en el mas profundo ostracismo.

Que bonito es la verborrea y la falsa promesa a sabiendas de que por dentro se están riendo de todos los vecinos, porque eso es lo que viene haciendo la Señora Marco y su elenco de gargantas profundas, que bailándole el agua al unisono como si de una banda
de música se tratase, hacen de su capa un sayo y les importa tres narices lo que necesitan reclaman los vecinos, o las situaciones precarias que estén atravesando.

¿A quien le han respondido en sus reclamaciones, o a quien lo han recibido en sus
solicitudes?, desde luego si lo ha conseguido, puede darse con un canto en la boca, pues
la tónica habitual de estos personajes de sainete burlesco es la ocultación, el esconderse
y llenar los cajones de solicitudes hasta que rebosen y los vendan como su humo en el
mercado del cartonaje.

Las fieras promesas de la Señora Amparo Marco al conseguir su propósito de ser la
Alcaldesa de todos los vecinos, se han quedado vaciás y abandonadas en el camino que
lleva desde su inicio de legislatura, todo ha quedado en agua de borrajas, en lo mas
parecido a un espejismo en medio del desierto, ni de lejos es el servicio y dedicación que
los vecinos se merecen, que reivindican y en definitiva claman por los 4 costados.

Desde Pronostrum Castellón no entendemos esta postura de ostracismo, ocultación y
dictadura en la gestión de su corporación municipal, los vecinos deciden libremente
quienes les gobiernan y quienes dirigen sus designios municipales, pero siempre
esperando que les den el servicio y servidumbre que consideran deben de dar aquellos
políticos que les llenan la cabeza de ficciones.
La vida sigue igual, como decía la canción, todos seremos juzgados en su momento y
desde luego para ser de ideología de progreso y obrera, la Señora Marco y sus títeres
están haciendo una dictadura de ordeno y mando de su gestión, y desde luego en al
defensa de sus interés vecinales, Pronostrum estará al pie del cañón para que de una vez
por todas, no hayan personajes en el mundo político que solo tengan ínfulas de poder y
ningún tipo de empatía para con los vecinos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta