CASTELLÓN DE LA PLAGA

 

 

En los últimos años, cuando un turista elige las costas de Castellón para veranear, tiene muchas papeletas para llevarse un souvenir made in Castellón, totalmente gratuito a la vez que no muy placentero: las temidas y molestas picaduras de mosquito. Debemos reconocer que este tipo de incordio, por desgracia cada vez más habitual en nuestra tierra, se ha convertido en una pesadilla para el turismo provincial. Son numerosas las protestas procedentes de hoteles, campings y bares que, no teniéndolas todas consigo ante la inminente campaña veraniega, alertan de la imagen y el daño comercial que están haciendo estos insectos en los últimos años.

La provincia de Castellón suele ser un destino de turismo familiar. Hasta aquí llegan miles de familias procedentes de otras comunidades autónomas, buscando el aire puro de nuestras montañas y la tranquilidad de las playas, para el merecido descanso. Por eso, los responsables de establecimientos turísticos enrojecen al ver a ancianos y niños masacrados por las picaduras. En este sentido y, ante lo que ha sido una primavera más lluviosa de lo normal, temen que los humedales se conviertan en focos de las plagas. Así que, con tiempo por delante, exigen a los gobernantes que tomen medidas para que, en el peor de los casos, se minimicen los daños. La ecología es muy importante, pero también la calidad de vida, por lo que hay que exigir a los políticos que aboguen y trabajen por decisiones equilibradas.

 

Por desgracia, es perceptible que cada vez hay más terreno para tratar, y menos partida económica con la que poder hacer frente a las plagas, medida que debería ser revisable, porque Castellón merece ser un destino turístico de calidad, en el que los visitantes se lleven como souvenir un imán para la nevera, en lugar de unas horribles picaduras que le recuerden aquello de «Usted estuvo en Castellón de la Plaga. ¡Vuelva pronto!».

 

DAVID MARTÍ PONS

Presidente Nacional ProNostrum

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta