AUTOBÚS URBANO

Desde ProNostrum Vila-real no entendemos qué está pasando con la licitación del transporte urbano de la población y que el ayuntamiento de Benlloch tiene contratado por un valor de 500.000 euros. Por desgracia, en este autobús no sube nadie, ni siquiera los socialistas que regresan a casa tras sus particulares “fiestas de partido a la andaluza».

Consideramos que es un servicio necesario para Vila-real, pero dada su insostenibilidad, exigimos que se revise en profundidad: trayectos, usuarios y otros factores que puedan dar oxígeno a la movilidad urbana sin depender de un autobús mermado de pasajeros y contaminante. Más todavía, cuando los impuestos siguen al alza. Se cerró el Consultorio de Salud de Torrehermosa y el señor alcalde pensó en derivar a los pacientes hasta Almazora. Por suerte, aunque en realidad fue más bien por tema de costes, no llevó a cabo lo que resultaba ser una idea más propia del desgobierno de las siglas nacionales de su partido.

La pregunta clave de por qué no hay ni un euro en las arcas municipales de Vila-real es, ¿también es culpa del Partido Popular el que hayan heredado una línea de transporte inerte? No es cuestión de evadir responsabilidades, sino de sentarse y analizar en profundidad un servicio que apareció en su momento como útil e interesante, pero que a fecha de hoy necesita ser reformado ante su estado deficitario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta